julio 21, 2024
Su instalación es considerada un mal augurio, ya que el presidente municipal intentó buscar una diputación federal bajo la acción afirmativa de ser un miembro originario maya

Redacción / Quintana Roo Ahora

Yucatán.- De acuerdo con el corresponsal de Grupo Fórmula en Yucatán, José Luis Preciado, las comunidades originarias mayas en la entidad achacan las fuertes lluvias que han azotado a la Península a “un fuerte castigo” por parte del Dios maya de la lluvia, Chaac, debido a que fue reemplazado por Poseidón en el malecón de Progreso.

Las fuertes lluvias han provocado diversos fenómenos naturales, como la tormenta tropical Alberto y el acercamiento del huracán Beryl a la Península de Yucatán, anegando varios municipios del estado, especialmente Progreso y Mérida. En respuesta, los mayas han llamado a realizar rituales en el puerto para calmar la furia de Chaac, que en los últimos días habría manifestado su “enojo” descargando potentes sistemas de lluvia en la región sureste de México.

“La gente ha atribuido a una especie de castigo divino el hecho de que no haya parado de llover en Yucatán; Alberto nos dejó prácticamente inundada la ciudad y particularmente el puerto de Progreso”, apuntó el corresponsal.

“La gente le ha atribuido a Chaac este fenómeno porque estaría enojado porque una deidad distinta a la que se le tributa en la comunidad maya se encuentra usurpando funciones en el puerto de Progreso”, añadió.

Cómo Apareció Poseidón en Progreso

Fue el alcalde de Progreso, Julián Zacarías Curi, quien mandó instalar dicha efigie del dios griego en mayo de este año. La escultura, de aproximadamente tres metros de altura, está enterrada a los pies de la costa del puerto municipal.

Su instalación es considerada un mal augurio, ya que el presidente municipal intentó buscar una diputación federal bajo la acción afirmativa de ser un miembro originario maya, cuando su origen es libanés. Esto ha generado temor entre la población, que considera esta situación como una venganza del Dios maya de la lluvia, Chaac.

El revuelo ha sido tal que, mediante redes sociales, se ha convocado a los habitantes de Progreso a reunirse el 15 de julio a las 11:00 horas para destruir la estatua de Poseidón y así calmar la “furia” de Chaac.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *