abril 12, 2024

El Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) ha llevado a cabo un estudio exhaustivo para cuantificar las clases sociales en México, con el objetivo de proporcionar un conocimiento profundo sobre la composición de la población mexicana. Según este estudio, existen tres tipos principales de clases sociales: alta, media y baja.

Este estudio se originó en 2010, tras el acalorado debate iniciado por el politólogo Luis Rubio y el economista Luis de la Calle, quienes cuestionaron si México era un país de clase media o no.

Aunque el INEGI señala que no existe una definición precisa y consensuada de lo que implica ser clase media, afirma que es posible identificar el segmento y la magnitud del espectro social que podrían corresponder a esta categoría.

Dentro de este análisis, el INEGI desglosa los datos sobre los ingresos de la clase alta en México. Según el estudio, este grupo minoritario en la población mexicana está compuesto por aproximadamente 725,000 hogares, que incluyen más de 1 millón 920,000 personas.

El análisis del INEGI divide la población en dos sectores: urbano y rural. En áreas urbanas, la población de clase alta reporta un ingreso promedio de 77,975 pesos, mientras que en zonas rurales esta clase no existe, siendo el grupo medio el predominante, con un ingreso promedio de 18,569 pesos.

En cuanto a la ocupación de la población con mayores ingresos en México, la mayoría trabaja en corporaciones, empresas privadas o tiene algún puesto en el gobierno, mientras que otros se sustentan con negocios independientes. Los estados con mayor concentración de este grupo son Ciudad de México, Nuevo León, Colima, Querétaro, Yucatán, Baja California Sur, Sonora y Quintana Roo.

En términos de gastos y educación, la clase alta destina la mayor parte de sus ingresos a tarjetas de crédito, cultura, recreación, educación, turismo, cuidado personal y servicios médicos. En servicios médicos, llegan a gastar hasta 621 pesos al mes, en comparación con los 121 pesos que destina la clase media a estas necesidades.

Además, la clase alta cuenta con el mayor porcentaje de adultos con al menos un año de educación superior, con el 91.9% de los hogares, mientras que la clase media tiene el 51.2% y la clase baja solo el 18.6%.

En cuanto a la evolución de la clase media en México, el estudio del INEGI revela que ha habido un decremento en los últimos años, pasando de 1 millón 919,539 personas en 2010 a 1 millón 23,004 en 2020. Por el contrario, la clase media ha experimentado un crecimiento, pasando de 43,970,092 personas en 2010 a 47,201,616 en 2020, lo que representa un incremento de más de 4 millones de personas.

Estos hallazgos del INEGI arrojan luz sobre la compleja estructura social de México y plantean importantes preguntas sobre la distribución del ingreso y las oportunidades en el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *