junio 13, 2024

Redacción / Quintana Roo Ahora

Netflix se encuentra en el centro de una controversia legal tras ser demandada por Fiona Harvey, una abogada escocesa que exige una compensación de al menos 170 millones de dólares por difamación. Harvey alega que la miniserie “Bebé Reno” presenta un personaje, Martha, interpretado por Jessica Gunning, que guarda una inquietante semejanza con ella tanto en apariencia física como en su profesión de abogada en Londres. Harvey ha declarado públicamente que es la inspiración detrás de Martha, desatando un debate intenso.

La demanda fue presentada en un tribunal federal de Los Ángeles, donde Harvey acusa a Netflix y al creador de la serie, Richard Gadd, de cruzar la línea al insinuar que ella es una acosadora convicta, cumpliendo dos sentencias de cinco años en prisión. Harvey ha negado vehementemente estas acusaciones, asegurando que nunca ha acosado a Gadd ni ha sido condenada o encarcelada por ningún delito.

Confusión y repercusiones en redes

Harvey destaca que la serie, autodenominada una “historia real”, ha confundido a muchos espectadores, que no logran distinguir entre la ficción y la realidad. Esto ha provocado que miles de usuarios en plataformas como Reddit y TikTok la identifiquen erróneamente como la “verdadera” Martha, exacerbando su angustia y perjuicios personales. En su demanda, Harvey argumenta que los acusados eligieron presentar una versión distorsionada de los hechos para captar mayor interés y, en consecuencia, aumentar sus ingresos.

Repercusiones legales y búsqueda de justicia

La demanda de Harvey busca no solo una compensación económica por daños y perjuicios, incluyendo la angustia mental y la pérdida de ganancias, sino también daños punitivos. Este caso subraya el creciente escrutinio sobre cómo las plataformas de streaming manejan las historias basadas en hechos reales y las posibles repercusiones para las personas reales involucradas.

Precedentes y cambios en Netflix

Este caso surge apenas dos días después de que Netflix resolviera otra demanda por difamación, esta vez presentada por la ex fiscal Linda Fairstein, relacionada con su representación en la serie “Así nos ven” de 2019. Esta serie abordaba el controvertido caso de los cinco de Central Park, y Fairstein argumentó que su retrato en la serie fue injusto y difamatorio. En respuesta, Netflix acordó incluir una advertencia sobre la dramatización de ciertos personajes al inicio de los episodios y donó un millón de dólares a una organización sin fines de lucro que ayuda a personas condenadas injustamente.

La resolución de esta demanda ha sentado un precedente que podría influir en el caso de Harvey. Las medidas adoptadas por Netflix en el caso de Fairstein pueden ser vistas como un intento de la plataforma de mejorar su manejo de contenidos basados en hechos reales y mitigar futuros litigios. No obstante, el resultado del caso de Harvey aún está por determinarse y podría tener implicaciones significativas para la industria del entretenimiento.


ESPECTÁCULOS
Bebé Reno: La verdadera Martha rompe el silencio y dice que demandará a Netflix

Este caso no solo pone a prueba el manejo de las narrativas basadas en hechos reales por parte de las plataformas de streaming, sino también la línea entre la ficción y la realidad en la percepción del público, un debate que está lejos de resolverse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *